Tienda online de Arcos para violín

Existen infinidad de arcos de violín, para los distintos gustos de los violinistas. Diversos materiales adaptados a la sonoridad que se busca en la ejecución del instrumento.

Catálogo online de Arcos para violinistas

Hay arcos de diferentes materiales, desde los de plástico, fibra, hasta los de maderas de calidad como ébano, palo de rosa, boj, etc. Conviene que el arco sea acorde a la calidad del violín, aunque, como todo, cuanto mejor sea mayor comodidad y menores problemas.

Comprar Arco de violín Online

En esta tienda te traemos un sin fin de modelos de arcos, con precios y ofertas insuperables. ¡Aproveche y compre desde la comodidad de su hogar!

Arcos de fibra para violín

También tenemos variedades de modelos de hombreras de fibra, de vidrio de carbono, para las distintas alturas de cuellos.

Diferentes tamaños:

4/4 – 3/4 – 1/2 – 1/4:

Arcos modernos de madera para violín

Afortunadamente tenemos numerosas arcos de madera, abeto, palo de rosas, pino, para adaptarlos a las técnicas de los violinistas.

Arcos para violín

Tamaños de arcos:

4/4 – 3/4 – 1/2 – 1/4

Arcos barroco para violín

¿Qué es un arco de violín, tipos?

El arco es un elemento utilizado para tocar instrumentos de cuerda frotada —como el violín, el violonchelo, la viola o el contrabajo— que permite que vibren sus cuerdas.

Fabricación y materiales del arco

El arco consta de una cinta, hecha con crines de caballo o cerdas, y de una vara estrecha, de curva suave, normalmente de madera de pernambuco (recientemente se construyen arcos de materiales compuestos, como la fibra de vidrio y la fibra de carbono) que permite, por medio de un tornillo que se aprieta o afloja, asegurar la tensión de las crines, las cuales frotan las cuerdas del instrumento para producir el sonido.

Las longitudes de los arcos son, aproximadamente:

Partes del arco de violín

  • La vara. La parte de madera del arco. Un buen arco es tradicionalmente de madera pernambuco, aunque también puede fabricarse en fibra de carbono o fibra de vidrio. Puede ser de sección octogonal o redonda, lo cual no es indicativo de que sea mejor o peor. Sin embargo los octogonales pueden parecer más rígidos, a menudo son ligeramente más caros que sus homólogos redondos (por que da más trabajo hacerlos) y algunos violinistas los prefieren por que los sienten más estables. Sin embargo es una cuestión de apreciación personal.
  • La nuez. Pieza móvil en la base del arco. Al moverse tensa y destensa las cerdas. Suelen tener una parte metálica en la base, más una anilla también metálica en la parte delantera por donde se introducen las cerdas. La nuez se mueve girando el tornillo.
  • Tornillo. La pieza en el extremo del arco cuyo movimiento giratorio permite tensar el arco.
  • El cuero. Ayuda a apoyar correctamente los dedos sobre el arco, al tiempo que protege la madera.
  • El entorchado es un alambre metálico enrrollado junto al cuero con la finalidad también de proteger a la madera del desgaste por rozamiento de los dedos.
  • Las cerdas. Un arco tiene unas ciento cincuenta cerdas de cola de caballo (o material sintético en los más baratos), que se sujetan por un lado a la punta del arco y por el otro a la nuez. Una vez tensas, las cerdas del arco necesitan ser frotadas con resina especial de violín (colofonia más otros posibles componentes), que deposita sobre ellas una capa de polvo que es el que permite el agarre con las cuerdas y las hace vibrar.

Tensión del arco.

Por si alguno aún no lo sabe: el arco ha de ser tensado antes de tocar. Para ello se gira el tornillo en la dirección de las agujas del reloj hasta el punto óptimo, entre las cerdas y el centro de la vara quede un espacio de al menos 6 mm., aunque depende también de las preferencias del violinista, del arco, del carácter de la música que se va a tocar…

Al terminar de tocar es conveniente aflojar un poco las cerdas para que no sufran tensión durante mucho tiempo y duren más.

Summary
Review Date
Reviewed Item
paraviolinistas.com
Author Rating
51star1star1star1star1star