Como es bien sabido, el mundo artístico es muy competitivo y hasta muchas veces destructivo. Por eso los músicos no escapamos de padecer algunos traumas.

IMG_0005.JPG
Mi Instagram
Presentación Steemit.png

La vida del músico, de principio a fin, es un van y ven de emociones, donde la intención de ser mejor cada día puede ser cuestionada, calificada y despotricada por factores externos. Asimismo, los riegos siempre van a existir, por el hecho de tener que mostrar nuestros talentos y capacidades; no obstante, el miedo, el nervio siempre estará presente y es allí donde nace la Atiquifobia.Se conoce como Atiquifobia: temor al fracasoLa autoexigencia y la búsqueda de la perfección son las causantes de esta fobia. Pero, como todo en la vida, los excesos son peligrosos, y si los músicos caemos en esos lapsos, lo único que encontraremos será la derrota.

violin-374096_640.jpg
Fuente
Linea final Steemit.png

Relato personal

Yo sufro de Atiquifobia. Por más de 15 años de carrera, he convivido con un miedo eterno, esa fobia al fracaso. Sé que nadie es perfecto, y que nadie debe juzgar al otro, pero, en mi caso, es algo del cual no he podido desprenderme, convive conmigo. Muchos se preguntarán, ¿cómo has avanzado?.. a eso respondo: tampoco es que he logrado muchas cosas, a mi parecer han sido cosas modestas, mas no las que he querido. Por ese miedo, he dejado pasar muchas oportunidades: audiciones, conciertos solistas, viajes y otras tantas cosas… todo por temor a intentarlo y fallar.

No se si algún día podré superarlo, pero si puedo decirles: No sean como yo, arriesguen, inténtenlo y nunca desistan en lograr sus objetivos.

Linea final Steemit.png
IMG_8726_opt.jpg
VOTA Steemit.png

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *