En la historia, la música se ha caracterizado por tener máximos exponentes, referencias para las diversas generaciones musicales. Esos músicos, sobresalientes por su talento innato y virtuosismo, logran hacer de lo difícil, fácil.

Mejores violinistas de la historia

¿Quién es Niccolò Paganini?

Un niño prodigio de eso no cabe duda, no tenía aún catorce años, y ya era capaz de dominar por completo el violín; sus maestros lejos de enseñarle, recibían el más grande aprendizaje, pues el chico ya lo sabía todo al respecto.

Biografía de Niccolò Paganini

Niccolò Paganini, nació el 27 de octubre en Génova, Italia. Guitarrista, violinista y compositor. Procede de una familia muy humilde y quien, desde muy corta edad, dejó florecer sus talentos musicales que, hoy en día lo perpetúan en la memoria musical de la historia.

Niccolo Paganini
Paganini

En 1828 emprendió una gira por Praga, Viena, Berlín y Varsovia, y en ella se consagró como el más destacado violinista de aquella época. Dueño de una capacidad impresionante para emitir con su instrumento, sonidos y efectos antes nunca pensados, inconcebibles de realizar y que, en sus manos versátiles, todo era posible, a nivel musical.

Paganini: el violinista del diablo

Desarrollo técnicas del violín, aferrándose en recursos como las triples cuerdas, pizzicati, arpegios y glissandi, los mismo que aprovechaba para sus propias composiciones.

Muchas son las obras que este talentoso tiene en su autoría, entre las que destacan: Los Veinticuatro caprichos para violín solo en 1818, seis conciertos para violín y orquesta, nueve cuartetos para guitarra y arcos entre 1806 y 1816, y otras como, la danza de las brujas en 1813 y Tarantela en 1830.

Un misterio, un pacto con el demonio y muchas otras versiones se le atribuían a su manera tan particular, versátil y fantástica de interpretar y manejar el violín.

Como era de esperarse entre sus pertenecías era lógico que hubiera un violín; sin embargo, se pudo verificar entre sus posesiones contaba, no con uno, sino con siete violines Stradivarius; teniendo entre estos, un Guarneri del Gesù de 1742, el cual se encuentra en la actualidad en el Palacio cívico de Génova.

No quiso recibir asistencia sacerdotal en el momento de su muerte, luego de su deceso, la iglesia se negó a sepultarlo en camposanto. Esta situación provocó que el féretro que lo contenía, fuera llevado a diferentes lugares, hasta que, por fin, la duquesa de Parma en el 1845, autorizo su sepultura y puso así un punto final a esta historia tan controversial que generó, la muerte de Paganini.

Violinistas virtuosos

¿Quién es Pablo de Sarasate?

(Martín Melitón Sarasate; Pamplona, 1844 – Biarritz, 1908) Compositor y violinista español. Pablo de Sarasate dio su primer recital de violín a los siete años y, posteriormente, estudió con Rodríguez Sáez en Madrid, donde fue presentado a la familia real. Bajo la protección de la reina Isabel II de España desde 1856, inició sus estudios en París con Alard y al año siguiente ganó el Primer Premio de Violín. Emprendió su carrera internacional en 1859, consiguió grandes éxitos y fue objeto de dedicatorias por parte de grandes músicos de la época, como Bruch (Concierto nº 2 y Fantasía escocesa), Saint-Saëns (Introducción y rondó caprichoso y Primer y Tercer Concierto) y Antonin Dvorák (Mazurek).

Pablo de Sarasate
Violinista español., Pablo de SARASATE

Sarasate violinista compositor

En su repertorio, además de las obras escritas para él por grandes compositores, incluía conciertos de BeethovenMendelssohnn y Mozart, así como sonatas, en una época en que los violinistas preferían las piezas virtuosas de salón. Pero rechazaba interpretar el Concierto de Brahms por ser obra del repertorio de su rival, Joseph Joachim. Pese a ser un virtuoso, también tocaba música de cámara en cuartetos, quintetos y sextetos. En 1860 formó un cuarteto con Turban, Wesfelghem y Delsart, que tocaba especialmente música de Brahms en una época en la que era rechazada en los países latinos.

Además de por su gran técnica, Pablo de Sarasate destacó por la pureza y dulzura del sonido, inaugurando un nuevo tipo de violinista frente a la escuela de Joachim. Como compositor se basó a menudo en aires populares españoles, y puede considerársele un antecedente de la escuela nacionalista española. En su obra se incluyen títulos como Aires gitanos (1878), Serenata andaluza (1883), Introducción y capricho-jota (1899), Melodía rumana (1902) y Barcarola veneciana (1902).

Violinistas solistas

Jascha Heifetz

Jascha Heifetz. Es ampliamente considerado como el mejor Violinista del siglo xx, por su técnica inmaculada que, unida a su belleza tonal, hace que muchos violinistas sigan considerándolo un violinista de facultades inalcanzables.

Jascha Heifetz

Nace en Vilna, Lituania el 2 de febrero de 1901 en el seno de una familia judía. Su padre, Ruvin Heifetz, era profesor de violín en una escuela local y también primer violín en la Orquesta del Teatro de Vilna durante una temporada, antes de que el teatro cerrara sus puertas.

Jascha tuvo su primer contacto con el violín a los tres años, siendo su padre su primer profesor. A los cinco años Jascha comenzó a estudiar con Ilya D. Malkin, uno de los pupilos de Leopold Auer. Fue un niño prodigio e hizo su debut público a los 7 años en Kovno, (actualmente Kaunas, Lituania) tocando el Concierto para violín en E menor de Felix Mendelssohn.

Heifetz ingresó en 1910 en el Conservatorio de San Petersburgo para estudiar con Leopold Auer. Contaba con una técnica inmaculada que, unida a su belleza tonal, hace que muchos violinistas sigan considerándolo un violinista de facultades inalcanzables.

Trayectoria de Heifetz

En 1917 se radicó en Nueva York, Estados Unidos, donde debutó en el Carnegie Hall de Nueva York. Trabajó como profesor de violín en la Universidad de California. Heifetz actuó en Cuba en el Teatro Auditorium Amadeo Roldán el 20 de abril de 1942, ocasión en que interpretó, acompañado de la Orquesta Filarmónica de La Habana, bajo la dirección de Massimo Freccia, el Concierto en re op. 61, para violín y orquesta, de Ludwig van Beethoven.

El 1 de diciembre de 1947, regresó a Cuba, actuando en el mismo teatro y con la misma orquesta, dirigida esta vez por Juan José Castro, en el Concierto op. 77, para violín y orquesta, de Johannes Brahms; la última actuación de este violinista en Cuba fue el 20 de noviembrede 1949, acompañado por la Orquesta Filarmónica, con Arthur Rodzinski como director, interpretando el Concierto en la menor, para violín y orquesta de cuerdas, de Juan Sebastián Bach, y el Concierto op. 64, para violín y orquesta, de Félix Mendelssohn.

Muerte

Fallece en Los Ángeles, California, Estados Unidos en 1987.

Summary
Review Date
Reviewed Item
Los mejores violinistas de la historia música clásica
Author Rating
51star1star1star1star1star

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *